17 octubre 2007

Lealtad profanada



17 de Octubre de 1945: “Muchas veces he asistido a reuniones de trabajadores, y siempre he sentido una enorme satisfacción, pero hoy siento un verdadero orgullo de argentino porque interpreto este movimiento colectivo como el renacimiento de la conciencia de los trabajadores”.

Estas eran la palabras que decía en su primer discurso desde el balcón de la Casa Rosada el Señor Juan Domingo Perón.

17 de Octubre de 1945: Perón no era Presidente, sino que lo habían destituido del cargo de Secretario de Trabajo y Previsión ya que Juan Domingo estaba ganando un terreno pópular que el Presidente de turno, Edelmiro Farrell no quería. El dejado de lado se había ganado el cariño de la gente a base de numerosos aumentos de salarios, y proyectos que poco después se concretarían, como la Justicia de Trabajo o el pago de las vacaciones y el aguinaldo.

17 de Octubre de 1945: Con Perón encerrado en la Isla Martín Garcia, los Argentinos de la zona de Capital y Gran Buenos Aires empezaron a reunirse en Plaza de Mayo en protesta a la represalia tomada contra el que despues sería uno de los líderes políticos mas populares de la historia nacional. 300.000 fueron las personas que estuvieron en esa Plaza.

Muy lejos de ser Peronista, cuento esto porque hay que saber lo que fue la historia de nuestro país. También para que nos pongamos a pensar, hoy 17 de Octubre de 2007, ¿Por quién saldríamos a la calle?.

Salimos a la calle a reclamar SEGURIDAD, HONESTIDAD, QUE CUIDEN NUESTRO CAPITAL, QUE NO ABUSEN DE SU PODER y sobre todo QUE NO HAYA MAS HAMBRE y QUE HAYA MAS EDUCACIÓN.

Se acercan las elecciones nacionales y la verdad es que no muevo ni una uña del pie por los candidatos que hay. Las multitudes que juntan son porque les pagan por ir a ver como hablan sin sentidos, la gente que los sigue no les entiende, ¿Por qué no son mas claros en sus discursos? ¿No les molesta ver que nuestra juventud se está muriendo y sino se está muriendo se están matando entre ellos que es MUCHO MAS TRISTE?

1 comentario:

Mare hada dijo...

Hablando de lealtad creo que cuando uno le miente a los demás también se está creando una realidad que cuelga del hilo de esas mentiras. A veces si te sale bien ¡sos un ganador!,pero si no es así... Qué triste...
Estoy a favor de la lealtad hacia uno mismo, también.